Requerimientos de Hidratación durante la actividad Física:


La pérdida de líquido y la reducción de las reservas corporales de hidratos de carbono son las dos causas principales de la fatiga en el ejercicio. Aún pérdidas de agua menores tienen un efecto negativo sobre el rendimiento, debido principalmente a una disminución del volúmen sanguíneo que aporta parte de su agua para compensar la pérdida experimentada por la transpiración. Esta merma en el volumen sanguíneo lleva a un aumento de la frecuencia cardíaca para compensar la pérdida del total de sangre que el corazón podría bombear.

 

De esto surge la importancia de mantener un equilibrio adecuado en la hidratación del deportista. Las bebidas para deportistas (hidratantes o isotónicas) que contengan una fuente de energía en forma de hidratos de carbono, junto con sales en particular sodio, son más eficaces que el agua sola, mejorando el rendimiento físico, ya que la glucosa se absorbe en un proceso ligado al transporte de sodio, y en ausencia de estas dos sustancias el transporte de agua es mínimo.

 

Cuando 2 soluciones tienen la misma presión osmótica se dice que son Isosmóticas ó isotónicas. Las bebidas isotónicas son aquellas que contienen azucares y electrolitos a la misma presión osmótica que la sangre (330 milimoles/l). Esta característica es fundamental para mantener el balance adecuado de energía y minerales del cuerpo durante la actividad física.